Secret Tattoo Barcelona

Una historia de Amor

Hace 5 años tatué a Ana y a Guillermo, llevan muchos años con la inmensa felicidad de compartir sus vidas y aventuras juntos, el tatuaje hoy en día se ve más vivo y colorido que nunca, empezando un nuevo año juntos con mucha ilusión, parece que los colores se hacen más intensos…debe ser por lo mucho que se aman y sus sentimientos que riegan a diario los colores del tatuaje.

 

Una pareja encantadora que la vida me permitió plasmar en sus pieles una muestra de lo que es su día a día.

Es un verdadero privilegio ver el amor en estado puro cómo se manifiesta en sus ojos, la noble ilusión y auténtica seguridad de lo que sienten el uno por el otro y cómo quieren plasmarla eternamente.

Tatuarles fue un acontecimiento muy importante, no sólo la precisión que requiere tatuar un corazón en pixeles, si no, la situación, la energía que se siente en el momento cuando llegan al estudio y veo en sus miradas un amor honesto, noble y recíproco.

Estar y ver este tipo de emociones, requieren una gran responsabilidad a la hora de plasmarlas en la piel, lo cual es muy importante, la consulta la conversación previa antes del tatuaje, el diseño, estilo, colores, etc., el tiempo dedicado a lo que quieren tatuarse es lo más importante en este proceso, que normalmente tarda más que el tiempo en la elaboración del mismo tatuaje.

Empatizar con sus sentimientos es clave humano y más fluido el resultado.

El secreto es dar ese tiempo a cada persona, ser amigos, sentarnos a tomar un café, seguir hablando del diseño, dibujar juntos, darse tiempo para pensarlo, días si hace falta.

Es la mejor manera de sentir que lo tatuado está hecho con todo el amor y cariño del mundo, tal vez por eso me suelen decir que los tatuajes no duelen tanto.

Un feliz año y mucho amor para todos.