¿Se puede aprender a tatuar siendo un niño?

¿Se puede aprender a tatuar siendo un niño?

¡Claro que si!

Cada vez se aprenden muchas cosas a temprana edad, es muy importante ver las aptitudes y talentos que tienen nuestros hijos en sus primeros años de vida.

Si te fijas todos los niños siempre se decantan y pasan el día dibujando con una pasión desmedida, se puede ver en sus dibujos trazos alegres, seguros y comunicativos, un buen momento para aprovechar su disposición para el tema artístico e irlos conduciendo y asesorarlos bien en su camino.

Muchos de nuestros clientes vienen a tatuarse en presencia de sus hijos, los niños quedan tan impactados, que natural e instintivamente empiezan a dibujar más en casa. Ven que es un oficio y encima reciben remuneración económica.

Claramente para su perfeccionamiento estaría bien apuntarlos a clases de dibujo, aprender bellas artes, para así mejorar su estilo y su manera de expresar artísticamente. Así no pierden el impulso que llevan desde niños, mantienen la ilusión y las ganas de crear constantemente.

De esta manera se hace el hábito, con una constancia de creación, desafíos en cada dibujo y proyecto de su imaginación.

Este es el Caso de Mateó, a sus 6 años de edad ya dibujaba lo que normalmente dibuja un niño de su edad, en el colegio en casa en cada sitio que se le presentaba la oportunidad de hacerlo, cosas de su imaginación, de la televisión y la vida real.

En ese momento presenció cómo tatuaban a su padre, presenció la manera de hacer un dibujo sobre la piel, y lo más fantástico hacerlo eterno, quedando impactado para siempre, Gustavo, el tatuador vio su infinidad de dibujos, hechos con mucho cariño y gran disposición para un aprendizaje profesional.

Desde entonces ha empezado a dibujar con más fuerza y fascinación, visita museos, pinta al óleo de manera autodidacta, sigue aficionado al manga y sus series favoritas haciendo cientos de dibujos.

Ha conseguido fama en su colegio de buen dibujante, cosa que le da más seguridad para seguir este maravilloso camino.

Un día su padre vino por segunda vez al estudio y Gustavo le permitió coger la máquina de tatuar y hacerle un par de lineas a su padre, un momento único y especial para todos.

Varios son los hijos de tatuadores también que han seguido el camino de sus padres, llevando de generación en generación el estudio de tatuajes, muchos consiguen viajar por el mundo por distintos estudios y presentarse en convenciones para demostrar su maestría con este arte, consiguiendo premios en distintas categorías.

Varios son los prejuicios que hoy en día estigmatizan este arte, por parte de la conservadora sociedad y poco conocimiento sobre el tatuaje.

El desarrollo constante desde muy temprana edad con buenos maestros ayudan a los pequeños a una estimulación sin limites, incluso alcanzando en muchos casos talentos muy destacados y sorprendentes, como por ejemplo llegar a dar soluciones estéticas a cicatrices , arreglar viejos y malos tatuajes, que ya hoy en día es un tema estético en demanda.

Hoy en día las clínicas de estética no ofrecen un servicio de arreglo de cicatrices y quemaduras, poco a poco van surgiendo artistas del tatuaje con gran talento y capacidad creativa para dar solución a estos problemas.

Siempre surge de la necesidad mutua por parte de los artistas al afrontar retos de tal magnitud gracias a su temprana preparación, y por parte de aquellas personas que han sufrido distintos accidentes y su última opción son las distintas maneras de solucionarlo con una verdadera obra de arte.

Después, de la pandemia ha sido algo increíble nos comenta Gustavo Lesmes, ahora hay más gente comprando material de bellas artes, y niños en academias de dibujo, la pandemia a escarbado en nuestras inquietudes personales y sacado los artistas escondidos que llevamos dentro, muchos encontraron su vocación y pasión.

Lo que deseamos desde niños con esa ilusión y ese amor, ese es el impulso que debemos aprovechar, mantenerlo, cultivarlo, por que son las que mantendrán nuestras pautas para desarrollarnos cuando seamos adultos.

¿Se puede vivir del tatuaje? claro que si, si eres muy bueno y con una especialidad demandada mucho mejor, no solo encuentras placer y que te guste tu trabajo, si no que en el tema de cicatrices cambias la vida de las personas, aumentando su autoestima y seguridad.

En Este caso el arte del tatuaje está evolucionando rápidamente, en materiales, tecnología más avanzada y en artistas más completos y versátiles, siendo ahora ellos casi cirujanos artístico estéticos de la piel y la imagen.

Para temas de cubrimientos de cicatrices con la técnica del tatuaje, primero que todo visita un dermatólogo, que te vea y te dé el visto bueno para el siguiente paso.

Luego has una exhaustiva búsqueda de un artista del tatuaje con experiencia en cubrimientos de cicatrices, y sobretodo que tenga una galería de cicatrices ya trabajadas, ver un antes y un después de clientes anteriores.

Ver su trayectoria como artista, años y si hace falta llegar a hacer una previa consulta para ver las distintas soluciones que te puede ofrecer.

Gustavo Lesmes
secrettattoobarcelona@gmail.com
No Comments

Post A Comment