Gustavo Lesmes

El tatuaje como compromiso

La capacidad de saber aprovechar lo aprendido durante toda una vida para dar forma al proyecto soñado. Hacer de lo aprendido, la base para alcanzar la máxima calidad y compromiso.

Esto es lo que ha conseguido Gustavo Lesmes, con una larga trayectoria artística, recorriendo mundos y recogiendo experiencias en el cine, la animación, la pintura, el diseño, el cómic o la ilustración, decide radicarse en Barcelona abriendo su propio estudio de tatuajes.

De esta manera, controla de manera completa la calidad de cada diseño, abarcando además muchos estilos de tatuaje y siendo reconocido internacionalmente por su especialidad en los cubrimientos de viejos tatuajes y cicatrices imposibles de cubrir.

Confianza y escucha

Con su amplia experiencia multidisciplinar, Gustavo Lesmes es capaz de encontrar una solución creativa para cada uno de sus proyectos, dibujando y recreando las ideas y emociones que surgen de la imaginación de sus clientes.

Y, de todas las habilidades necesarias para ser un gran tatuador, la más importante es la de saber escuchar. Gustavo Lesmes suele sentarse con sus clientes, hablar con ellos durante horas, tomando un café, para entender a la persona, entender su historia y sensibilidad. Todo esto para conseguir finalmente que desde el diseño hasta el tatuaje final acabe convirtiéndose en una obra de arte única.

Todo esto no se consigue con prisas. En su estudio no corre el tiempo, que el cliente tenga la confianza como para sentarse con Gustavo Lesmes en la misma mesa a dibujar.

La responsabilidad

Gustavo Lesmes presenta una personalidad alejada de los estereotipos que rodean al mundo de los tatuadores. Él mismo no lleva un solo tatuaje, proyectando una imagen impactante y mostrando un compromiso de gran responsabilidad hacia lo que significa hacer cada milímetro de trazo en la piel de sus clientes.

Porque un tatuaje no es un juego. Es un trabajo de calidad y de compromiso de confianza entre tatuador y cliente.

DISEÑOS

TATUAJES