REALISTAS

Este tipo de tatuajes se basa en la fotografía de un ser querido o de alguna mascota o bien elementos de fotografías de la vida real, preocupándonos al máximo de no perder un solo detalle copiando a la perfección lo que vemos. Exige una concentración máxima, basado en un trabajo hecho en sombras, pasando por todos los tonos, de más claros a oscuros.
Hasta que no queda como en la imagen, no habremos terminado el trabajo.