MAORÍ

Aprendimos este estilo de tatuajes de los aborígenes de Nueva Zelanda, por parte de una persona con la que pasamos poco más de un año. Son tan originales y precisos que requieren ser primero dibujados a mano y tienen su propio significado.

Este estilo se parece a la experiencia de ir al sastre y ajustar cada centímetro de la anatomía del cuerpo al tatuaje. Generalmente se hacen en brazos y requiere que la mayor parte del tiempo pensemos en acomodar cada fragmento o pieza, combinarla y darle continuidad y armonía con el cuerpo.

Se incluyen aquí elementos como el mar, viento, fuego… cada uno es distinto y nunca se repite un diseño.